Curvatura del pene

Curvatura del pene

Dr Fernando Agreda, urólogo en Barcelona especialista en tratamientos para la curvatura del pene

La Curvatura del Pene (Enfermedad de Peyronie)

Un pene de forma normal en erección es el que permite tener relaciones sexuales sin problemas. El pene en erección suele tener una forma más o menos recta. NADIE tiene el pene recto como una regla. En algunos hombres, la forma del pene en erección impide o dificulta las relaciones sexuales: esta deformidad puede ser congénita (se nace con ella) o desarrollarse con los años.

Causas: la deformidad congénita no tiene causas claras. En el caso de la desarrollada se produce por la formación, en el cuerpo del pene, de zonas de fibrosis (“callos”) que alteran la estructura del pene y causan que en la erección se deforme. Estos “callos” del pene son palpables como unas zonas duras por dentro del cuerpo del pene.

  • Síntomas: inicialmente se produce dolor con las erecciones y progresivamente deformidad. Este dolor es producido por el inicio de la formación del “callo”.  El dolor desaparece espontáneamente a los 3-6 meses de su inicio. Además algunos hombres pueden también tener falta de erecciones. Una vez terminado el proceso de formación del “callo” el pene puede quedar deformado: en cualquier dirección, en forma de “reloj de arena” o con varias deformidades juntas. Es en este punto que se tiene que decidir cuál es el tratamiento más adecuado para cada paciente.
  • Tratamiento: el tratamiento de la enfermedad de Peyronie incluye medidas no invasivas, medidas poco invasivas y cirugías. A continuación describiremos los tratamientos existentes y a que grupo de pacientes va dirigido.
    • Comprimidos, vitaminas, etc: no se ha demostrado que ningún medicamento por vía oral pueda ayudar a la corrección de la curvatura del pene. Tomar vitamina D o E no le hará daño, pero tampoco ayudará en el problema del pene.
    • Mecanismos de tracción del pene: son similares (o iguales) a los extensores del pene. Sirven para “remodelar” el pene intentando hacerlo más recto. Funcionan como una férula. Son tratamientos útiles para hombres con curvaturas leves. Se necesita llevar el instrumento durante varias horas al día y el margen de mejoría (corrección de la curvatura) es muy lento. Por el contrario no tienen efectos secundarios; son muy seguros.
    • Inyecciones en el pene: se pueden inyectar medicamentos en el “callo” con el objetivo de reducirlo y mejorar la deformidad. El único que ha demostrado utilidad es una colagenasa (una enzima que destruye el “callo”) que se inyecta directamente en el pene. Es útil en curvaturas leves – medias y con “callos” suficientemente grandes para poder ser pinchados. Existen riesgos (muy bajos) de efectos secundarios como hematoma, dolor, sangrado. LAMENTABLEMENTE Actualmente el medicamento (una colagenasa) no está disponible en Europa
    • Cirugía de Plicatura: una plicatura consiste en acortar la parte larga (flexible) del pene para igualarla con la zona corta (no flexible, el “callo”). Es un procedimiento relativamente sencillo que se realiza de manera ambulatoria. Es útil en hombres con curvatura media y sin defecto de “reloj de arena”. Al ser una cirugía tiene riesgos como infección, dolor, sangrado. La plicatura provoca un acortamiento del pene.
    • Cirugía de parches: en casos en que la curvatura es severa, hay deformidad en “reloj de arena” o el cirujano no cree que sea posible la corrección con técnicas menos complejas (plicaturas), se recomienda la colocación de un parche. A diferencia de la plicatura (que es acortar la parte larga) el parche consiste en “alargar la parte corta” (la zona no flexible, el “callo”). Existen varios tipos de parches, nosotros utilizamos el TachoSil® (compuesto de colágeno, fibrina y trombina humana). La cirugía del parche es más compleja que la plicatura y tiene más riesgos. Los más importantes son pérdida de sensibilidad en la punta del pene, dolor, sangrado, hematoma e incluso dificultad para lograr erecciones posteriormente. Estos efectos secundarios no son frecuentes. En la mayoría de los casos los pacientes recuperan la vida sexual a las semanas de la cirugía.